piedra afilar cuchillos global Ver más grande

Piedra de afilar Gr. 1000

111206

Nuevo

Piedra de afilado de Gr. 1000, esta piedra es la piedra recomendada para el afilado en general. Medidas:  210 x 70 x 20 mm

Más detalles

49,71 € IVA incl.

Añadir a mi wishlist

Información

Piedra japonesa de afilado al agua de Gr. 1000  para el afilado en general de todo tipo de cuchilos. Este tipo de piedra se utiliza siempre con agua, no utilizar nunca con aceite.

Piedras fabricadas en Japón, estas piedras artificiales proporcionan la sensación de piedra natural durante el proceso de afilado. Fabricadas mediante un aglomerado de resina, este sistema de fabricación permite disponer de un mayor nivel de partículas abrasivas en comparación con otras piedras menos costosas, lo que redunda en un mejor afilado. 

 

Otra ventaja importante es que al disponer de una mayor cantidad de partículas abrasivas en la superficie, el proceso de afilado es también más rápido, principalmente cuando se trata de afilar aceros duros o aleaciones de aceros inoxidables con un índice de dureza alto. Este tipo de acero es normalmente muy utilizado en la fabricación de cuchillos japoneses o occidentales.

 

Recomendaciones:

- Antes de utilizar la piedra sumergirla en agua aproximadamente durante 5 minutos.

- Para conseguir un buen afilado es necesario que la piedra permanezca inmóvil, bien mediante un soporte para piedras o cualquier otro sistema que permita que no se mueva durante el proceso de afilado.

- Mantener el ángulo del cuchillo durante el proceso de afilado. Después de 3 o 4 pasadas, dar la vuelta a la hoja y repetir el proceso en la otra cara.

- Después del proceso de afilado, limpiar completamente la piedra y protegerla de los rayos solares.

- El proceso de afilado producirá un desgaste de la piedra y en algunos casos debido a diferentes presiones ejercidas sobre la piedra al afilar el cuchillo, esta puede desgastarse más en algunas zonas que en otras, produciendo una superficie cóncava. Recomendamos rectificar la piedra para volver a obtener una superficie plana antes de nuevos afilados.  Una superficie irregular producirá un afilado irregular.

- No dejar las piedras sumergidas en agua después de su utilización.